27 Marzo 2020
web

Por Blanca de la Torre Polo, aprendiz de Diseño Web y escritora de contenidos.

Tan solo se necesita una crisis mundial para ver de qué pasta estamos hechos. 

Pero hoy, no voy a hablar del ser humano, sino de empresas; tampoco de beneficios, sino de valores. Porque las empresas también tienen valores, y algunas, se los toman muy en serio. Hasta en los momentos más difíciles.

Es el caso de Aeioros, una empresa que se ha comprometido hasta el final con el Proyecto Europeo Milma de Diseño y Desarrollo Web, brindando la oportunidad de hacer prácticas reales, de tender la mano y hacer un hueco en momentos tan convulsos. Será el broche final de nuestra formación en el curso de Diseño y Desarrollo Web.

Esta misma mañana hemos tenido la primera reunión (¡qué nervios!); ya formamos parte de su historia y ellos de la nuestra. 

Nos brindan la oportunidad de demostrar lo que hemos aprendido, de lo que somos capaces de hacer como Diseñadores Web y verlo plasmado en un proyecto real.

Hubiera sido más sencillo darnos de lado, tal y como está el país y el mundo. Esa decisión hubiera sonado muy razonable; pero ellos no quisieron ser razonables, sino audaces y generosos. 

¿Cómo lo han hecho? Con los tres ingredientes fundamentales para afrontar cualquier desafío: valentía, ingenio y confianza.

Aeioros ha dado un paso al frente y nos ha abierto sus puertas.

Ha encontrado soluciones para afrontar esta situación tan complicada, consiguiendo que volvamos a ser un equipo desde la distancia, utilizando las tecnologías para unir nuestro entusiasmo y compromiso por aprender más. Para dar el salto al mundo laboral y demostrar nuestra valía.

Han optado por creer en nosotros y apostar por las personas.

Porque las empresas, que no se nos olvide, son las personas que las componen.

 

                                                         ©Blanca de la Torre Polo